El volumen de búsquedas de las keywords en SEO para ecommerce o webs

Publicado por Lucas Gómez-Zorrilla
Sígueme en:

 volumen de busquedas de las keywords.png

 

Si ya has leído el primer post que dedicamos a las palabras claves de google, te estarás preguntando:

¿Cómo saber qué volumen de búsquedas deberían tener las palabras claves que tengo que trabajar?  

El SEO para ecommerce, como el de una tienda online de comercio minorista o para cualquier otro proyecto digital, se puede mejorar escogiendo bien los volumes de las keywords a trabajar aunque no hay una respuesta sencilla ni univoca.

Dependerá de una serie de factores que habrá que valorar en conjunto y de nuestra propia experiencia con la web que optimizamos.

Veamos a continuación cuáles son esos factores principales que hay que valorar.

¿Cuál es el estatus actual de la web?

Hay que adaptarse a las circunstancia de cada web en función de su autoridad, contenidos y trayectoria. Esto es fundamental!!!

Evidentemente no es lo mismo trabajar en una web recién estrenada con pocas urls y poco contenido, cuyas páginas han sido, o no, optimizadas antes de publicarlas que en una web con cientos o miles de urls, tráfico elevado, autoridad (DA) alta, mucho engagement, etc.  

Y también, dicho sea, con personal y recursos dedicados a tal fin.

En el último caso comentar que, en términos generales, podríamos ser un poco más ambiciosos en cuanto al volumen de las keywords a escoger pues el proceso de posicionamiento suele tener más fuerza en estos casos, de igual modo que, en las páginas con más tráfico suele ser más fácil posicionar las palabras claves antes, dándonos más margen en el volumen a escoger.

El alcance de la keywords

Normalmente nos vamos a encontrar con que, a mayor volumen de búsquedas, mayor dificultad para posicionarse.

No es una regla en sentido estricto porque tiene sus matices, además de que hay otros elementos que influyen en el posicionamiento, pero, suele pasar que en iguales condiciones de optimización, las keywords con mayor volumen suelen necesitar más tiempo para poder posicionarse en los ranking.

Lo cual tiene su lógica en cuento que, por ejemplo, a mayor volumen, más resultados suele arrojar esa búsqueda contra los que tienes que competir.

Teniendo en cuenta lo anterior, me gusta clasificar las keywords en tres tipos:

- De corto alcance.

- De medio alcance.

- De largo alcance.

Entendiendo que las de largo alcance son keyword con un volumen que estimo elevado para esa web (algunas de las cuales coincidirán probablemente con palabras que escribimos de manera natural y no intencionada). Por lo que conseguir posicionarse en esa palabra clave va a necesitar de un tiempo mayor para escalar posiciones.

Las de corto alcance serían palabras claves con volúmenes de búsqueda pequeños en las que espero poder posicionar en los mínimos meses necesarios, por ejemplo, pongamos que sean al menos tres meses. Se recomienda trabajar siempre alguna de este tipo por razones obvias. Vamos querer empezar a posicionar cuanto antes.

Las de medio alcance serían, en esta lógica, las que esperamos posicionar en torno a medio año aproximadamente. O, entre cinco y diez meses. 

Comentar que son cifras orintativas extraidas de mi desarrollo profesional en los proyecos SEO en los que he trabajado.  Siendo, además, una forma de tener claro que el trabajo SEO requiere de tiempo para obtener resultados, siendo fundamental tener objetivos y estrategias a corto, medio y largo plazo.

Si quieres profundizar más sobre estrategias de marketing digital, no dudes en descargarte nuestra plantilla de Marketing Digital para desarrollar estrategias rentables. Tu tienda online te lo agradecerá, ya sea de comercio minorista como en el ejemplo de la plantilla o cualquier otro ecommerce.

Dónde trabajamos y la cantidad de contenido

Normalmente ya tenemos ciertos límites naturales en función al tipo de url o lugar en el que estemos trabajando. Por ejemplo, una meta-descripción debe tener no más de 160 caracteres mientars que un post suele tener más contenido que una ficha de producto estándar.

En cualquier caso, además de que se suele aconsejar que ninguna url tenga menos de trescientas palabras, a grandes rasgos, cuanto más contenido, pues mejor. Eso sí, sin que se vea forzado ni redundante ni desnaturalizado.

Nunca hay que olvidar que nuestro contendo debe aportar valor al usuario.

Es bueno para el SEO en general porque cuanto más contenido tengamos, más keywords podremos trabajar sin sobreoptimizar, es decir, sin abusar ni del número de palabras claves trabajadas en relación al contenido total ni en el número de repeticiones de cada una de ellas (keyword density).

Hay herramientas como SEO Quake que nos ayudarán bastante a controlar este asunto de la densidad y las repeticiones.

Comento todo esto, en relación con el volumen de las keywords, porque esto significa que si podemos trabajar más keywords pues, podremos pensar una estrategia óptima en relación con el ‘alcance de las keywords’, explicados en el punto anterior.

Por poner un ejemplo, si trabajamos una palabra clave de largo alcance porque la consideramos óptima en cuanto a la calidad del tráfico que podría traernos y, además, trabajamos otras keywords de corto y medio alcance que sean sinónimos y términos muy relacionados semánticamente, conseguiremos un post que estará optimizado para que mejore su posicionamiento a lo largo del tiempo conforme se van posicionando las keywords de los distintos alcances.

La clave es que no tendremos que prescindir de keywords potentes y óptimas por su elevado volumen de búsquedas, algo más frecuente de lo que me gustaría reconocer, mientras consigamos ese equilibrio estratégico.

Buscando nuestros propios referentes

Estos factores solo nos ayudan si los valoramos en conjunto, permitiéndonos establecer unos umbrales o intervalos generales para los volúmenes de las keywords a trabajar en cada situación.

Habréis visto que me he cuidado de dar solo alguna cifra orientativa sobre qué volumen de búsquedas se debe considerar de corto, medio o largo alcance. La razón es sencilla. Podría poner unos mínimos orientativos como considerar que una keyword de corto alcance esté por debajo de 30 pero, a partir de ahí, sería algo que va a variar en cada web.

Lo aconsejable es que uséis alguna herramienta que os permita trackear las palabras claves que trabajáis para poder hacerles un seguimiento. Y que también os permita consultar las keywords que ya han sido posicionadas y asociadas al dominio.

Herramientas de análisis como Semrush o Ahrefs son apropiadas y nos permiten, por ejemplo, auditar en tiempo real o analizar el histórico. Así podréis haceros una idea real de cómo funciona vuestra web y saber, por ejemplo:

  • El tiempo que tardas en posicionar cada keywords en función a su alcance, tipo de keyword y lugar en el que se trabaje.
  • Ver si hay familias de keywords en las que posicionéis más rápido.
  • Ver el tiempo que tardas en posicionar una keyword en la home, en un post o en un producto.
  • Saber que keywords te traen más tráfico.

Con esa información podrás, entre otars cosas, valorar qué es para tu ecommerce o proyecto digital una keyword de corto, medio y largo alcance y, ajustar sus umbrales en cada caso.

En próximos post veremos de forma práctica como usar Keyword Planner para obtener el volumen de búsquedas de las keywords para una tienda online de comercio minorista y, también, nos centraremos en cómo hacer una selección de keywords óptima, analizando los factores, datos, consejos y estrategias más relevantes.

 

Nuevo llamado a la acción

Categoría: SEO

EL BLOG DE WINDUP

Este blog pretende ayudarte en Marketing Digital, para que todas tus acciones te generen más beneficios.

Suscríbete y no te pierdas nada

Síguenos

Últimos posts